Fútbol Internacional

(VIDEO) La Selección Argentina vino a jugar la final de la Copa América

El equipo de Lionel Scaloni se prepara para una nueva final.

Por Martín Liberman

Selección Argentina
Selección Argentina
Síguenos enSíguenos en Google News

Argentina vino a jugar la final de América y lo ha conseguido. La frustración hubiera significado no jugar el partido decisivo. Después, lógicamente, nadie asegura un resultado, pero es muy importante para el equipo campeón del mundo y de América volver a clasificarse para una final. Además, habiendo jugado mucho mejor que lo venía haciendo.

TE PUEDE INTERESAR:

Argentina había tenido algunas dudas en los partidos anteriores. Hoy jugó con cierta solidez. No fue la mejor presentación del equipo argentino, claramente este equipo puede jugar mucho mejor de lo que lo ha hecho hasta aquí en la Copa América. Pero es muy importante llegar al partido definitorio habiendo jugado con contundencia, no habiendo pasado sofocones. Manejó el partido frente a Canadá. Canadá nunca lo complicó. De hecho, parecía otro equipo con respecto a aquel que el 20 de junio enfrentó a Argentina en el estadio de Atlanta. Pareció otro Canadá, pero en realidad para que parezca otro Canadá, fue otra Argentina.

Una Argentina que estuvo muy por encima del nivel con algunos cambios, con algunas modificaciones. Un equipo que fue a buscar otra cosa. Incluso con cambios dentro de la mitad de la cancha que provocaron una mejoría en el equipo. Enzo Fernández jugando de cinco, donde venía haciéndolo Alexis Mac Allister, De Paul a la derecha, Mac Allister a la izquierda. Jugó Di María, que a veces se superpone con Messi porque a Di María le gusta jugar recostado por la derecha para enganchar y tener el arco de frente. Pero ese es el lugar de Messi, entonces Di María tiene que ir para el otro lado.

Alguien me explicaba las otras veces, ahí radica uno de los motivos por los cuales el técnico termina inclinándose más seguido por Nicolás González que por Di María. Porque entiende Scaloni que fluye un poco más el equipo, que para Nico González es más natural jugar por la izquierda y Messi tiene todo este lugar libre para él. A él le gusta jugar con cierta libertad y que ningún compañero lo estorbe.

Otra cosa que me parece importante destacar es que tal vez Messi está más cómodo con Julián Álvarez que con Lautaro. Y esto no es por Lautaro, a quien Messi considera muy bien, es por la forma de juego que tiene cada uno. Uno es más nueve de área y el otro es una máquina de correr y al mismo tiempo es un nueve goleador, porque es el que abre el camino en el primer partido contra Canadá y es el que abre el camino en el partido semifinal contra el mismo rival.

Tiene características muy peculiares Julián Álvarez. Hay pocos delanteros centro delanteros como él. Juega de nueve, un nueve atípico porque no es un nueve corpulento, porque es un pibe que ni siquiera llega al 1,75. Es un nueve totalmente distinto, pero tiene tanta técnica, tantas cualidades, y una destreza y una actitud física tan importante que suple con todo aquello tal vez la falta de centímetros o la falta de estructura física de musculación. La verdad que no le hace falta porque consigue los espacios de otra manera, los gana en velocidad, los gana con técnica.

El control hoy, el control orientado con el pase de De Paul para el primer gol argentino es una maravilla, independientemente de una definición un poco entreverada y un arquero que se entrega abriendo las piernas. Pero hay mucha cualidad de Julián Álvarez. Al igual que en el segundo tiempo, también mata una pelota de manera notable. Los jugadores tienen otra jerarquía, otro nivel, otra categoría cuando en el control ya están orientando el pase que sigue.

Los jugadores argentinos tienen una característica muy importante. Ustedes fíjense, los invito a este ejercicio: cuando va la pelota para Mac Allister, cuando va la pelota para Enzo Fernández, cuando va la pelota para De Paul, ellos nunca controlan la pelota para el mismo lugar del cual venía el pase. Nunca. Ellos controlan ya la pelota para donde van a salir. Si voy a salir para el mismo lado donde venía la pelota, controlaré para allá, pero si no, directamente acomodo el cuerpo. Ahorran, economizan pases, economizan movimientos. Son futbolistas de una jerarquía diferente y eso me parece que hoy se notó en el partido.

Más allá de los buenos jugadores que tiene Canadá, porque Canadá ha crecido mucho. No de casualidad llegó a jugar la semifinal, le ganó bien a Venezuela el partido de cuartos de final y tiene jugadores que, me atrevo a decir, a Davies lo conocemos todos, pero David juega un fenómeno también. El 10, capitán cuando no estaba Alfonso, juega muy bien. Eustaquio, hay muchos jugadores muy buenos. Juega muy bien Koné, es bueno el arquero. La verdad es que hay un equipo importante y hay un equipo que ha crecido mucho y al que hay que prestarle atención.

Argentina jugó un partido mucho mejor. Esto le da tranquilidad, le da certidumbre de cara al futuro porque el equipo mejoró y mejoró bastante con respecto a lo que venía haciendo. Hoy Argentina impuso condiciones, marcó el ritmo del partido. No fue el mejor encuentro, no lo fue, pero fue mucho mejor que lo que venía haciendo. Enzo Fernández jugó mucho mejor parado en la mitad de la cancha, Alexis se acomodó a su izquierda, Di María se asoció mejor con Mac Allister por ese lado, Julián Álvarez jugó mejor que Lautaro y le da un oxígeno y una salida diferente al equipo. Empieza presionando bien alto y le permite también a los mediocampistas llegar de otra manera.

Seguramente Scaloni se va mucho más cómodo, mucho más contento, mucho más tranquilo de New Jersey, rumbo a Miami para esperar el partido del próximo domingo, sabiendo que el equipo de a poquito va recuperando la memoria. Temas para corregir: la salida del fondo. Muchas dudas, muchos errores. Fue Argentina la que le dio posibilidades permanentes al equipo rival. Argentina fue la que entregaba mal la pelota, entregaba mal en la salida y le permitía a Canadá soñar con algún ataque. De lo contrario, era cuesta arriba y casi impensado para Canadá llegarle a Argentina después de los 15 minutos del primer tiempo. Porque hasta ese momento, hasta el punto de inflexión del gol de Julián, la verdad que no estuvo nada mal lo que había hecho Canadá.

No estuvo incluso con llegadas, con buenas llegadas, con llegadas importantes. Hay que corregir la salida porque contra rivales como los del domingo, cualquiera de los dos, Darwin Núñez no te perdona. Hoy Larin sí, Córdoba, Borja, James no te perdonan. Hoy Koné sí. Entonces, hay que corregir eso en la salida. La pelota segura, la pelota al compañero. Cuando el pase no está claro, no pasa nada si el pelotazo va largo una vez, o si en lugar de salir con el lateral derecho, con el lateral izquierdo buscas un poco más largo a De Paul por arriba. No veo dificultad en intentarlo. Me parece que el equipo no tiene que arriesgar la pelota en el fondo. Fue, me parece, el destello más irregular del día de hoy sin ninguna necesidad. No hace falta salir jugando del fondo.

Sacando esto, me parece que el equipo hoy mostró un rasgo mucho más contundente, que se acercó mucho más al que ganó la Copa del Mundo. Jugó con otra solidez, jugó con otra facilidad y lo vi muy recuperado a Messi. Hoy Messi físicamente estuvo mucho mejor, estuvo más metido en el partido que contra Ecuador. Se atrevió a patear los tiros de esquina, no sé si se dieron cuenta, contra Ecuador no los pateó. Eso quiere decir que ha mejorado mucho de su lesión, estuvo más metido en el partido y llegó el primer gol del capitán argentino en la copa. Hasta aquí se lo había negado. Hoy incluso tuvo varias oportunidades mucho más claras que la que termina desviando después del remate de Enzo Fernández.

TE PUEDE INTERESAR:

Argentina seguramente se va mucho más contenta de New Jersey rumbo a Miami que de lo que se fue en Atlanta cuando le ganó el primer partido a Canadá y tenía que irse a New Jersey para jugar con Chile. Les mando un fuerte abrazo a todos. Los espero en @libermanmartin, mis redes sociales, en Liberman Martín Oficial, mi canal de YouTube. Allí los invito a que se suscriban, que seamos cada vez más. Hemos superado claramente los 400,000. Les agradezco muchísimo y le agradezco al futbolero también por la posibilidad que tengo irrestricta de opinar, decir, contar todo lo que tenga ganas y de la manera que me guste. Eso se valora y mucho. ¡Gracias!


Más noticias