Liga Profesional > Boca

Carlos Izquierdoz confesó que iba a irse de Boca si erraba su penal y ganaba River

El defensor central pateó fuerte al medio y convirtió su tiro en la definición del Superclásico. 

Carlos Izquierdoz festeja con Agustín Rossi el penal ante River Plate.
Carlos Izquierdoz festeja con Agustín Rossi el penal ante River Plate.

Luego de iguala por 1-1 en el tiempo regular, con goles de Carlos Tevez y Julián Álvarez, el Superclásico se definió en los disparos desde el punto penal, donde Boca Juniors se impuso por 4-2 ante River Plate y lo eliminó de los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol.

El Xeneize comenzó pateando y el Apache convirtió, mientras que Gonzalo Montiel igualó la serie. Luego, en la seguda ronda, Sebastián Villa anotó, mientras que Agustín Rossi le contuvo el remate a Fabrizio Angileri, por lo que Edwin Cardona tenía la oportunidad para reafirmar la ventaja. 

No obstante, el colombiano optó por picar la pelota y el arquero juvenil de 21 años, Alan Díaz, quien hacía su estreno en la Primera División y quien fue una de las grandes figuras del Millonario, le contuvo el disparo. Luego, el arquero de Boca volvió a atajar un penal, esta vez a Leonardo Ponzio, y Carlos Izquierdoz tuvo la oportunidad de sacar diferencia. 

"Era un momento complicado porque venía de errar Edwin (Cardona), de meterla ellos, iba yo... Dije: 'ay Dios, bueno, vamos a hacernos cargo de la situación, je...'. Tenía pensado patear fuerte al medio. Por suerte entró. Si yo erraba ese penal y perdíamos, seguramente iba a ser de mis últimos partidos acá en Boca. Era consciente de eso. Es la realidad", reveló el defensor central.

Y profundizó en la idea de dejar el equipo: "Pasa que uno mismo tiene que tomar ciertas decisiones porque este tipo de golpes son duros. Ya me pasó de vivir dos situaciones así (final de Libertadores 18 y semi de Libertadores 19). Más allá de que en el balance acá he logrado cosas buenas, títulos, finales, también hay momentos en los que se debe poner el pecho. Si no salen las cosas bien, las oportunidades se terminan. Lo que conlleva errar un penal...".

"Ya viví situaciones en el club que no fueron buenas, otra más hubiese sido difícil de superar. Y cuando uno no puede, tiene que dejarle el lugar a los demás, no hay que ser cabeza dura y terco y aferrarse a las cosas. Yo siempre trato de dar lo mejor de mí y si no lo puedo lograr... La gente está para tomar decisiones y cuando no se consiguen las cosas, quieras o no tiene que haber cambios", finalizó. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias